Ocho tips para que tengas una excelente salud

May 18 2018
8 tips para tener una excelente salud

El organismo de una persona es integral; eso significa que guarda una estrecha relación entre los factores internos y externos del cuerpo, la mente y el espíritu. Por eso, el bienestar y la salud dependen de que puedas alcanzar un balance entre esos componentes, dándoles un enfoque similar de importancia a lo largo de tu cotidianidad. Hay conductas físicas y espirituales que puedes adoptar para sentirte mejor, como por ejemplo, realizarse cada año un chequeo médico preventivo, como mínimo. Además de que esta acción, es fundamental para prevenir enfermedades y monitorear tu condición actual, hay un sinnúmero de conductas que puedes adoptar, como las ocho que expondremos en esta nota:
  1. Toma agua. Si no bebemos la suficiente al día, habrá deshidratación y, por ende, una serie de funciones que fallarán o se verán obstaculizadas. El sudor, la orina, el tránsito intestinal, la respiración, la lacrimación, la digestión, el funcionamiento renal y el control de peso, presión arterial y metabolismo, por mencionar algunas. Si experimentas fallas en alguna de estas áreas, estás a tiempo para un examen médico preventivo.

    Mientras expertos en supervivencia explican que un adulto debería consumir cerca de tres litros al día, dependiendo del ambiente, una guía más ideal se rige por beber 30 mililitros por cada uno de tus kilos; es decir, si pesas 50 kilos, necesitarás 1500 mililitros (litro y medio). Si pesas 60, 1800 (casi dos litros).
  2. Ríete. La risa trae a tu cuerpo todo lo contrario que el estrés. Aumenta el oxígeno en la sangre y por ende trae mejoras al sistema inmunológico, libera antiinflamatorios y endorfinas, que son analgésicas. Además, construye resiliencia, mejora el ánimo, te ayuda con el estrés y las relaciones interpersonales.
  3. Come más verduras. Así tendrás vitaminas, minerales y fibra, por lo que podrás controlar tus funciones digestivas, tu estado cardiovascular y tu peso. Hierbas, verduras y frutas, además, son ricas en antioxidantes, los cuales combaten el daño celular y ayudan en la prevención de diversas clases de cáncer.
  4. No te sientes tanto. Quienes duran sentados más de seis horas cada día, están expuestos en mayor medida a enfermedades cardiovasculares y obesidad. Y si a estar sentado añades otra serie de hábitos dañinos como fumar, beber licor o café, o comer comida chatarra, el riesgo aumenta. Pide tu examen médico preventivo, pero también ve al gimnasio; párate al hablar con otros; camina hacia el cubículo de tus compañeros, en lugar de usar mensajería instantánea; camina durante el almuerzo; usa las escaleras; y realiza estiramientos o pausas activas.
  5. Duerme bien. Dormir te ayuda a rejuvenecer física y espiritualmente. Si duermes mal; es decir, menos de ocho horas diarias, puedes padecer problemas de salud mental, enfermedades cardiovasculares y obesidad. Si llevas mucho durmiendo mal o experimentas alguna de esas condiciones mencionadas, pide tu examen médico preventivo. Para dormir mejor, recomendamos realizar rutinas preestablecidas de sueño, como darte un baño, leer, o escuchar música pacífica. Respirar profundamente puede ser también muy útil, a la hora de relajarte. Asegúrate, además, de tener tu habitación en silencio y libre de luces.
  6. Ten fe. No te estamos llamando a seguir una religión en específico, pero debes saber que los creyentes suelen tener mejor salud y vivir más. Esto se debe a que la espiritualidad suma elementos positivos como el amor, la alegría y la tolerancia a tu vida, por lo que ayuda a prevenir estrés, enfermedades, vicios y conflictos.
  7. Relájate. Descansa del estrés y las obligaciones; no hablamos de dormir, sino de dejar atrás las tensiones, para que tus emociones se fortalezcan y renueven. Hacerlo es sencillo; puedes apagar el celular por unos minutos y respirar profundamente, sumergirte en un baño caliente, oír tu canción favorita con los ojos cerrados y tus sentidos completamente desconectados del mundo, o ir por un buen masaje.
  8. Disfruta del aire libre. Conectarte con la naturaleza te dará una sensación de libertad, te sacará de la contaminación electromagnética y ayudará a aliviar el estrés, mediante la exposición al aire puro, la luz natural y un entorno agradable. Camina, estírate, monta en bicicleta, ve de caminata, trota, practica deportes acuáticos y aprovecha los espacios que tienes cerca de tu casa o zona de trabajo.
A todos estos consejos hay que sumar una dieta balanceada y un examen médico preventivo por año, mínimo, como decíamos al inicio de la nota. Lo repetimos porque entendemos que hay muchas enfermedades cuyos síntomas no aparecen hasta que es tarde. Conoce nuestro Chequeo médico preventivo, que te brindará en minutos un completo análisis nutricional y te permitirá, a la vez, entender el equilibrio interno de tu cuerpo y tener una mejor salud.

Comparte en tus redes
0
0
0
Comparte en tus redes

Lo que opinan nuestros Pacientes

Nuestros pacientes y su bienestar, son nuestra razón de ser. Sus opiniones nos motivan a seguir trabajando por ayudar a mejorar la salud de las personas.
*Estos testimonios corresponden a experiencias personales. Los resultados de los tratamientos pueden ser diferentes en cada paciente.
N.M.B
Dra. Sandra, Mi madre... por parte de usted estuvo muy bien atendida… sabemos que los tratamientos en que usted es especializada son buenos...
N.M.B
Dora Alicia Pinzon
Sandrita... un inmenso agradecimiento a uno de los angeles que Dios puso en mi camino para cuidarme y ayudarme con bondad y dulzura...
Dora Alicia Pinzon
Rosita Silva
Mi Mamá quien ya se le dificultaba caminar por chicunguña y fibromialgia en el término de 15 días, cambio al punto de verse caminando por sus propios medios, durmiendo bien, comiendo sanamente y valiéndose por si sola.
Rosita Silva
Hilda Rosa Rodríguez Acosta
Llevé a mi papá a consulta donde la Doctora Sandra por recomendación de una amiga y fue ese día donde se inició el tratamiento con la Doctora, el cual lo llevo a recuperar su salud y quedar curado de esa terrible enfermedad, este proceso con la Doctora Sandra duro más o menos 3 meses y hoy en día mi padre goza de muy buena salud, GRACIAS A DIOS Y A LA DOCTORA SANDRA MI PAPÁ RECUPERÓ LA SALUD.

Muchas Gracias Doctora Sandra de parte de toda nuestra familia por haber tratado a mi papá tan profesional y humanamente.
Hilda Rosa Rodríguez Acosta