¿Ayuda la sueroterapia a tratar la depresión?

Dec 22 2017
¿Ayuda la sueroterapia a tratar la depresión?

Los trastornos depresivos provocan consecuencias psicológicas, sociales y físicas graves para los pacientes. La aplicación de tratamientos antidepresivos óptimos como la sueroterapia y la implementación de los mismos para la prevención de las recaídas, son un asunto que implica un mejor conocimiento de las causas de la enfermedad y sus mecanismos, es por eso que en este artículo compartiremos algunos de los orígenes de los estados depresivos, para explicar porque la terapia de sueros es una excelente solución a estos.

Para empezar, algunos estudios científicos sugieren que las personas con trastorno depresivo tienen demasiados o muy pocos neurotransmisores, es decir, sustancias químicas liberadas por las neuronas (dopamina, serotonina, etc.) en ciertas regiones del cerebro. Por ejemplo, una deficiencia de serotonina puede causar: trastornos de sueño, irritabilidad, ansiedad, impulsividad suicida. Así mismo, una disminución en la norepinefrina puede contribuir a los síntomas de fatiga y pérdida de iniciativa; también una deficiencia en dopamina puede inducir sensaciones embotadoras de placer, ralentización psíquica y motora.

La terapia de sueros consiste en la aplicación intravenosa de medicamentos de regulación fisiológica, lo que la lleva a eliminar signos como la fatiga muscular, la falta de energía y la ansiedad, generados por los factores de estrés.

Finalmente, hay que decir que el alcohol es un depresivo. Si, así como lo lees, si bien su consumo esporádico puede producir un efecto de bienestar, el consumo frecuente genera la manifestación de síntomas depresivos. Así mismo, durante el consumo de otros tóxicos como el tabaco, el cannabis o la heroína, los síntomas depresivos son frecuentes y durante su uso el paciente tendrá dificultades para superar su situación.

En la sueroterapia se implementan antioxidantes como el ácido alfalipóico, para eliminar las toxinas en las células, generadas por el tabaco y cualquier elemento tóxico que haya consumido el paciente, de esa manera se estimula el correcto funcionamiento de las células y se incrementa el sistema inmune del cuerpo. También se estabiliza el estado psicológico y emocional del paciente.

La sueroterapia es el tratamiento indicado para todas aquellas personas que quieran mejorar su calidad de vida, así que si tu quieres ser una de ellas, separa tu cita con nosotros a través de nuestros números de contacto, o si lo prefieres visita nuestra sección de Sueroterapia - Terapia de Sueros en la que encontrarás más información sobre este tratamiento.

Comparte en tus redes
0
0
0
Comparte en tus redes

Lo que opinan nuestros Pacientes

Nuestros pacientes y su bienestar, son nuestra razón de ser. Sus opiniones nos motivan a seguir trabajando por ayudar a mejorar la salud de las personas.
*Estos testimonios corresponden a experiencias personales. Los resultados de los tratamientos pueden ser diferentes en cada paciente.
Juan Puentes - Opinión en Google
Excelente sitio para hacerte una consulta a nivel general. Te ayudan en el diagnóstico y en el tratamiento a seguir. Recomendado
Juan Puentes - Opinión en Google
Califico con excelencia los servicios recibidos en la especialidad de medicina biológica, los cuales son verdaderamente profesionales y dejan una satisfacción única de haber encontrado una profesional de la salud que merece nuestra confianza, Gracias a la Doctora Sandra Arias y al personal auxiliar por el talante humano que manejan.
Rosita Silva
Mi Mamá quien ya se le dificultaba caminar por chicunguña y fibromialgia en el término de 15 días, cambio al punto de verse caminando por sus propios medios, durmiendo bien, comiendo sanamente y valiéndose por si sola.
Rosita Silva
Alma Campos Devia
Para mi es un placer recomendar la sueroterapia, excelente tratamiento suministrado con tan buen equipo de profesionales empezando por la Dra. Sandra Arias que con su carisma y profesionalismo nos hace sentir mucho mejor. Espero estar muy pronto en sus manos para seguir con el tratamiento.
Alma Campos Devia